El Río Suquía ha recibido durante más de dos semanas, las aguas servidas del desborde cloacal registrado en barrio Alberdi y Villa Páez. Sin embargo, entidades aseguran que existen tramos donde la contaminación es tal, que no permite la vida acuática. En este contexto, este martes, un grupo de jóvenes y niños, se metieron al lecho fluvial para intentar combatir el intenso calor.

//Mirá también: Aseguran que el Río Suquía ya tenía signos de contaminación, antes de recibir los desbordes cloacales

Testigos de la situación afirmaron que en la zona del río persiste un intenso olor a materia fecal, e incluso entre las aguas pueden encontrarse excrementos humanos y basura de todo tipo.

La Patrulla del Río intentó alertar a los nadadores desprevenidos, pero hicieron caso omiso a las recomendaciones. Incluso algunos salieron del agua tras ser advertidos, pero volvieron a ingresar a los pocos minutos.

//Mirá también: Desborde cloacal en Alberdi y Villa Páez: registran más de 30 casos de gastroenteritis

Mientras tanto, la Municipalidad informó que los puntos sanitarios emplazados en la zona del derrame cloacal han atendido cerca de 700 casos, y se han detectaron cinco reacciones alérgicas, 28 casos de rinofaringitis y 35 de gastroenteritis.