Las imágenes registradas días atrás en un balneario de Santa Rosa de Calamuchita, colmado de jóvenes sin distanciamiento social ni cuidados sanitarios ante la pandemia de coronavirus, este viernes se repitió la escena y debió intervenir la Policía.

La secuencia quedó registrada en las redes sociales, con usuarios que mostraron fotos de la alta concurrencia que volvió a tener el tradicional balneario “El Puchiqui”, sin cumplir con los protocolos y pese al rebrote de las casos.

Este viernes se montó un fuerte operativo de controles desplegado por la Municipalidad de Calamuchita para evitar que se repitan desbordes. Claudio Chavero, intendente de esa ciudad, admitió que el jueves la situación en los balnearios estuvo fuera de control.

“Los jóvenes van donde están las multitudes y ahí se está complicando”, justificó el intendente. Pese a las medidas preventivas, los jóvenes volvieron a copar el río este viernes, con aglomeraciones que entrañan riesgos concretos, más allá de ser al aire libre.

Escenas similares se vieron en los balnearios de Carlos Paz, Majú Sumaj y alrrededores, sobre las costas del Río San Antonio. Muchos de los jóvenes esgrimieron como defensa la necesidad de esparcimiento, y que los ejemplos en el velorio de Diego Maradona y la sanción de la ley del aborto, no fueron los mejores por las multitudes reunidas.