Era todo al 9, la apuesta fuerte en Instituto. Y se concretó el regreso de Nicolás Mazzola, quien dejó el recuerdo de goles en Alta Córdoba y ya es refuerzo para la próxima temporada de la Primera Nacional, con cuentas pendientes como el ascenso. Se integró al plantel junto al lateral Ramiro Arias (el otro refuerzo confirmado), con la ilusión en la piel.

“Se está armando algo lindo y siento que se puede dar. Cuando llegué la primera vez me choqué con varias cosas que ahora ya sé, esto me servirá para ayudar a que todos estemos a la altura de las expectativas del club”, afirmó el delantero.

Segundo ciclo para Nicolás Mazzola en Instituto. Dejó el recuerdo de sus goles. Foto: Twitter @TercerTiempo3

Y resaltó porque eligió Instituto: “La única forma de salir de Arsenal era para venir a Instituto. Es la única propuesta que iba a aceptar, y se acomodaron las fichas. Por un montón de cosas elegí a Instituto y no siento que sea bajar de categoría. La Primera Nacional es súper competitiva, otra de las cosas que inclinaron las cosas para volver”, aseguró Mazzola.

“Hay que hacer un torneo acorde a la historia del club, es un lindo desafío en lo personal, donde estuve y conozco lo que busca. Feliz de ser parte de esta institución nuevamente. Uno cuando viene a Instituto sabe que es a un club grande”, remarcó, en recuerdo a su etapa anterior en temporada 2014.

Tanques arriba

El 9 no es un puesto más, y menos en Instituto. Pesa la historia, y en el presente deberá competir con Patricio Cucchi, quien también llegó con promesa de goles, y con Joaquín Molina, el delantero de área que terminó la temporada pasada.

No tengo problemas de jugar como doble nueve, ya lo hice en mi paso anterior, junto a Javier Velázquez. Al contrario, me gusta que el equipo tenga variantes para atacar”