Por sexto año consecutivo Córdoba se movilizó bajo la consigna “Ni Una Menos”. La marcha comenzó a las 16 en en Colón y General Paz desde donde partieron hasta el Polo de la Mujer (Entre Ríos 680). En el interior provincial también se desarrollaban diferentes manifestaciones.

//Mirá también: Violencia de género: plan de contingencia para atención durante el confinamiento

Entre las consignas de esta marcha se encontraban: “¡Basta de femicidios y transfemicidios! ¡Aparición con vida de Tehuel! ¡Despedir y precarizar en la salud y el Polo de la Mujer es violencia! ¡Presupuesto ya! ¡No al pago de la deuda externa! ¡Los gobiernos son responsables!”.

“El movimiento feminista viene de dar una enorme pelea ante la escalada de femicidios, exigiendo aumento de presupuesto para erradicar la violencia machista y acompañando a las trabajadoras del Polo de la Mujer que pelean contra los despidos persecutorios que imponen Juan Schiaretti y Claudia Martínez”, indicaron en un comunicado.

Sobre la movilización en contexto de pandemia de coronavirus, la exlegisladora Laura Vilches aseguró: “Ya hubo 127 femicidios en lo que va del año, pero se ejecutó menos del 10% del presupuesto nacional destinado a crear o ampliar los refugios donde deben acceder aquellas mujeres sin recursos que deben irse de su hogar”.

Y detalló: “Hay datos que son contundentes: lo presupuestado para la deuda pública es 100 veces el presupuesto para todo el Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad. Son claramente decisiones políticas sobre las prioridades de un gobierno como el de Fernandez, más allá de lo que digan las ministras y secretarias. En Córdoba la situación no es distinta por Claudia Martinez es la que mantiene precarizadas y perseguidas por defender sus derechos a las trabajadoras del ex Polo de la Mujer”.

//Mirá también: Violencia de género: el 2020 dejó un femicidio cada 26 días en Córdoba

A su vez, Noel Argañaraz del mismo espacio que Vilchez señaló: “Es categórico cómo ha afectado la pandemia a las mujeres, lo venimos denunciando junto a las trabajadoras de la salud, porque son el 70% de ese personal que hoy está agotado, sin dormir, cumpliendo horarios agotadores en distintos nosocomios por la política de ajuste que tiene el gobierno de Schiaretti sobre la salud”. “No prever el aumento del presupuesto para el área es criminal y los resultados lo estamos viendo ahora, con la crisis y colapso sanitario que el PJ niega”, agregó.