Megaoperativo en Córdoba por contrabando de autos hacia Bolivia: al menos 36 detenidos

Más de 100 allanamientos ocurrieron en la capital y diferentes puntos del país.

Mega operativo con allanamientos en desarmaderos de autos de Villa La Tela, Córdoba.
Mega operativo con allanamientos en desarmaderos de autos de Villa La Tela, Córdoba. Foto: Ramiro Pereyra

La Policía de la provincia de Córdoba desarrolla un megaoperativo por contrabando de autos robados en la ciudad, que luego eran desarmados y vendidos hacia Bolivia. En el desarrollo de 104 allanamientos, detuvieron al menos a 36 personas.

“Personal del Departamento de Sustracción de Automotores desarrolla allanamientos en desarmaderos de autos en distintos puntos de Córdoba como así también en Mendoza, Santa Fe, Buenos Aires”, indicaron en primera instancia las autoridades.

Mega operativo con allanamientos en desarmaderos de autos de Villa La Tela, Córdoba. (Ramiro Pereyra / La Voz)
Mega operativo con allanamientos en desarmaderos de autos de Villa La Tela, Córdoba. (Ramiro Pereyra / La Voz) Foto: Ramiro Pereyra

El Fiscal Federal Maximiliano Hairabedian explicó que desbarataron a la banda que “abarcaba todas las tareas relacionadas a la sustracción de automotores” que tenía base operativa en barrio Villa La Tela.

Mega operativo con allanamientos en desarmaderos de autos de Villa La Tela, Córdoba. (Ramiro Pereyra / La Voz)
Mega operativo con allanamientos en desarmaderos de autos de Villa La Tela, Córdoba. (Ramiro Pereyra / La Voz) Foto: Ramiro Pereyra

Antes del mediodía, los investigadores que participan del operativo confirmaron que ya eran 42 los aprehendidos a lo largo del país pero hay 60 imputados en la causa por los delitos de “asociación ilícita, robo y lavado de activos”.

CÓMO OPERABA LA BANDA QUE DESARMABA AUTOS EN CÓRDOBA

Según explicaron fuentes oficiales, los delincuentes robaban vehículos de media y alta gama durante la madrugada. Luego, trasladaban los mismos al desarmadero ubicado en el barrio mencionado u otro en barrio Ayacucho.

En tercera instancia, “los desarmaban en menos de 40 minutos, quitaban los números de seguimiento y rastreo para luego embolsarlos y venderlos”. Mientras que, el resto de piezas eran quemadas para no dejar rastros.

Temas Relacionados