Personal de salud de Córdoba se manifestó contra la precarización laboral y el conflicto crece

Médicos de Córdoba realizaron asambleas en gran parte de la provincia.
Médicos de Córdoba realizaron asambleas en gran parte de la provincia. Foto: Residentes de Córdoba

Trabajadores realizan asambleas para pedir por mejores condiciones de trabajo. En el Hospital de Río Cuarto, ya renunció el 40% del personal de guardia.

La dura situación que viven desde hace años los trabajadores de la salud en Córdoba producto de las malas condiciones laborales se agravó con la pandemia de Covid-19. El panorama no mejoró en el último tiempo y es por esto que los reclamos son cada vez más generalizados.

Bajo este contexto, médicos, enfermeros, bioquímicos, kinesiólogos, nutricionistas, farmacéuticos, psicólogos, psicopedagogos, psicomotricistas, trabajdores sociales, ingenieros clínicos, odontólogos y fonoaudiólogos realizan asambleas en distintos hospitales de la provincia. Entre los principales reclamos, reside el hecho de que sus salarios se encuentran por debajo de la línea de pobreza, llegando el básico apenas a los 55 mil pesos, según señaló una delegada de ATE.

Uno de los principales reclamos es un aumento de sueldo.
Uno de los principales reclamos es un aumento de sueldo. Foto: Tomy Fragueiro

A su vez, residentes y concurrentes de distintas instituciones tanto públicas como privadas realizaron este jueves por la tarde una manifestación para pedir que sus derechos sean escuchados. “Nuestra condición de residentes y concurrentes nos impulsa a autoconvocarnos para visibilizar las diversas falencias y problemáticas que ocurren en nuestro sistema de formación”, señalaron en las redes sociales.

Médicos de Córdoba realizan asambleas en gran parte de la provincia.
Médicos de Córdoba realizan asambleas en gran parte de la provincia. Foto: Residentes de Córdoba

La asamblea iniciada cerca de las 16 en el Hospital Nacional de Clínicas, fue masiva por la cantidad de personas afectadas por la situación. “La mayoría de nosotros trabajamos en un promedio de 60-70 horas semanales. Realizamos guardias de 24 horas sin franco, es decir, al otro día continuamos trabajando, esto genera que, a veces, la jornada se extienda por más de 36 horas seguidas”, remarcaron.

Sobre su labor, indicaron: “Somos quienes sostienen el sistema de salud ya que no solo realizamos tareas competentes a nuestra especialidad, sino también realizamos trabajo administrativo y de otras áreas debido a la falta de personal que cumpla con este rol”. Y enfatizaron: “¡Sin residentes y concurrentes, los hospitales no podrían funcionar!”.

Los trabajadores de la salud de Córdoba se encuentran reclamando por mejores condiciones laborales.
Los trabajadores de la salud de Córdoba se encuentran reclamando por mejores condiciones laborales. Foto: Residentes de Córdoba

Los puntos del reclamo de médicos residentes en Córdoba

Según detallaron en un comunicado difundido a través de las redes sociales, los residentes realizan la asamblea principalmente en contra de la precarización laboral. Por ello, solicitan, entre otros exigencias:

  • Aumento de salario compatible con las horas trabajadas y la inflación.
  • Incorporación de más personal para evitar jornadas sin descanso y de excesivo requerimiento físico y mental.

La grave situación de los trabajadores de la salud es a nivel provincial

Cabe destacar que la grave situación que atraviesan los trabajadores de la salud es algo general que afecta a toda la provincia. Uno de los reclamos más resonantes de los últimos días es el que llevan adelante en el Hospital San Antonio de Padua de Río Cuarto, donde ya renunció el 40% del personal de guardia producto de las pésimas condiciones laborales y de la respuesta insuficiente del Gobierno de Córdoba.

En este sentido, este jueves al mediodía, médicos de ese nosocomio también llevaron a cabo asambleas en la puerta del Hospital.

Reclamo de personal de salud en Córdoba: la respuesta de la Provincia

Ante la escalada de reclamos del personal de salud a nivel provincial, el Gobierno de Córdoba anunció “un adicional remunerativo para los profesionales que realizan guardias (grupo 1)”. El mismo es de 70 mil pesos para trabajadores del interior y de 50 mil para quienes se desempeñan en la Capital. Sin embargo, este “beneficio” es considerado insuficiente por los protestantes.