La lluvia e Independiente le aguaron en parte el festejo a Talleres: sin subcampeonato

En el Kempes, por la última fecha de la Liga Profesional.
(Ramiro Pereyra/ La Voz)
En el Kempes, por la última fecha de la Liga Profesional. (Ramiro Pereyra/ La Voz) Foto: Ramiro Pereyra

Derrota por 2 a 1 en el Kempes, sin merecerlo. Una multitud ovacionó al equipo.

Más de 40 mil personas se dieron cita en el Kempes para respaldar a este Talleres de gran campaña en el 2021, en la última fecha de Liga Profesional. Impulsadas por la dirigencia Albiazul, que quería celebrar. La noche de tormenta fue un obstáculo, e Independiente lo privó de terminar como escolta de River, lo que también era un logro.

Si ganaba Talleres era el subcampeón. Porque Defensa y Justicia había vencido a primera hora a Lanús (lo dio vuelta, 2-1) y superó en la tabla a la T con 47 puntos. Y en el Kempes, los Albiazules empezaron perdiendo con Independiente, al minuto por un penal convertido por el Chino Silvio Romero.

En el Kempes, por la última fecha de la Liga Profesional.
(Ramiro Pereyra/ La Voz)
En el Kempes, por la última fecha de la Liga Profesional. (Ramiro Pereyra/ La Voz) Foto: Ramiro Pereyra

Lo buscó por todos lados Talleres, convirtiendo en figura al arquero Sebastián Sosa (sacó un tiro libre de Auzqui y un remate de Méndez, tremendos); porque el empate no le alcanzaba. Es que por diferencia de goles, el Halcón aventaja a la T (19 contra 11).

El gol de Mateo Retegui puso el 1 a 1, lo mínimo que merecía el equipo de Alexander Medina. Pero no sería suficiente para quedarse con el subcampeonato. Peor aún, el Diablo metió la cola una vez más y en el último del tiempo de descuento metió el 2-1 por Benavídez.

Y el festejo se aguó. Lo mismo, la gente fue. Y el hincha aplaudió, y la tribuna ovacionó con el cántico por encima de la cohetería, a este Talleres que finalizó tercero en un año para recordar. Y con la ilusión de que lo mejor está por venir.

Temas Relacionados