No es un boom pero aseguran que crece el número de jóvenes de Córdoba que viajan al estado de California, en Estados Unidos, a trabajar como recolectores de las flores de la marihuana, en plantaciones legales de aquel país.

//Mirá también: El planteo de la Iglesia de Córdoba: ¿Cannabis medicinal o legitimación encubierta?

En esa región del país norteamericano la marihuana es legal también en el uso recreativo y los cordobeses que trabajan allí dicen que pueden ganar algunos miles de dólares en muy poco tiempo, en esta suerte de work and travel moderno: “la cosa es rápida: te cuentan cuál es el trabajo, cuánto te van a pagar y si está todo bien, te llevan a la granja”, relató Pablo, que trabaja en el rubro junto a otros cuatro cordobeses, en declaraciones a Canal 10.

Por su parte, Lucas, que es oriundo de Villa Carlos Paz, añadió que se trata de un trabajo no formal: “El vínculo es de palabra porque vamos con visa de turista, y las granjas no deberían contratar turistas. El negocio funciona por la mano de obra que aportamos nosotros”, relató.

//Mirá también: Córdoba: se viene la primera Expo Cannábica

Las jornadas son extenuantes, pero les permiten ganar de tres mil a cinco mil dólares al mes, dijo Lucas, otro de los cordobeses “cosecheros”: “Me levanto a las 6.30 de la mañana y laburo hasta las 7.30 de la tarde... estoy todo el día laburando”, sostuvo.

Pero no sólo trabajan en la cosecha, ya que también están en los cuidados que necesitan durante el crecimiento, en las plantaciones: “Cada planta es como un bebé: se levanta a las cinco de la mañana cuando sale el sol y se acuesta a las ocho de la tarde. Durante los 3 meses de crecimiento las tenés que cuidar una por una, lo que significa que tenés que estar 10 horas bajo el sol con 35 grados”, contó Lucas sobre su experiencia en una granja de Oregon.