Joaquín Molina es el hombre que volvió a hacer gritar un gol a los hinchas de Instituto en el Monumental de Alta Córdoba. El delantero abrió el marcador para la “Gloria” que recibe a Atlético Rafaela.

//Mirá también: Instituto con público: cambió todo desde la última vez

Pero no todo es color de rosa (como la camiseta que está estrenando Instituto), porque a los pocos minutos de arrancar el encuentro, Molina ya avisaba que podía convertir, pero su cabezazo se fue por arriba del travesaño.

A los 23 otra vez una oportunidad para Molina, el delantero se hizo cargo del penal que le cometieron a él mismo luego de un corner, pero su remate pegó en el palo y se fue desviado.

Pero a los 32 minutos llegaría la revancha, después de un excelente centro de Joaquín Arzura, Molina voló para, de palomita, poner el 1-0 parcial y hacer que los hinchas de la Gloria vuelvan a gritar un gol en su estadio después de 19 meses.