El partido entre Talleres y Central Córdoba comenzó con incidentes en el ingreso al estadio Mario Alberto Kempes. Según detalló el parte policial, un grupo de 200 hinchas intentaron ingresar sin entradas lo que provocó que efectivos utilicen gas pimienta.

“Los hinchas sobrepasaron la primera línea formada por personal de seguridad privada que se ocupa de regular la cantidad de personas que ingresan. Posteriormente, se abalanzaron sobre el personal policial instalado en el Portón 2 (ingreso a la Popular Willington), buscando ingresar rápidamente sin pasar por la requisa correspondiente”, detallaron en el parte de la Policía de Córdoba.

El comunicado aseguró también que los fanáticos derribaron el vallado formado por una estructura de más de 2 metros de alto. Lo que provocó que efectivos de Unidades Especiales utilizaran “agente químico autorizado” y disuadieran a los hinchas que intentaban entrar sin pagar.

Sin embargo, algunos fanáticos de Talleres repudiaron la situación en las redes sociales y aseguraron que varias personas acabaron intoxicadas, ante el gas pimienta utilizado.