Habló el amigo de Lázaro que también fue golpeado por la patota de 16 adolescentes en Córdoba

Agustín contó cómo fue la brutal agresión que terminó con su compañero internado en el Hospital de Niños, luchando por su vida.

El menor fue víctima de la golpiza en la plaza San Jerónimo del Barco, que termino con su amigo Lázaro gravemente herido.
El menor fue víctima de la golpiza en la plaza San Jerónimo del Barco, que termino con su amigo Lázaro gravemente herido.

Lázaro, de 13 años, estaba con dos amigos en la plaza Jerónimo del Barco, en barrio Alto Alberdi de la ciudad de Córdoba, cuando el domingo por la noche fueron agredidos brutalmente por un grupo de 16 adolescentes. Este miércoles, habló el otro menor que salió herido de la golpiza y contó lo sucedido.

“Salimos de mi casa e íbamos a comer unos sandwiches mientras esperábamos al padre de un amigo que se quedaba dormir en casa, le traía la mochila con las cosas del colegio”, dijo Agustín, en diálogo con El Doce. De repente, apareció la banda y empezó una discusión verbal que el menor quiso evitar diciendo “no queremos problemas”.

Lázaro fue atacado en una plaza de Córdoba y lucha por su vida.
Lázaro fue atacado en una plaza de Córdoba y lucha por su vida. Foto: Redacción Vía Córdoba

Pero uno de los 16 violentos le dio una patada en la cara que le hizo perder la vista por unos segundos, según explicó. “Lo perdí de vista a Lázaro, que salió para un lado, y mi otro amigo que logró escapar”, rememoró el chico que también comenzó una maratónica corrida por el barrio. Por fortuna, apareció un conductor de taxi.

“Apareció un taxista que agarró a tres de los chicos, yo agarré a otros tres, pero no pude y me dieron una patada en la cabeza y en la cara. Pero el taxista agarró y me trajo hasta la posta policial en avenida Colón y Domingo Zipolli, dije lo que había pasado y gracias al taxista estoy acá”, cerró conmocionado el joven que tiene a su amigo luchando por su vida en el Hospital de Niños.

El niño está internado en el Hospital de Niños en estado crítico.
El niño está internado en el Hospital de Niños en estado crítico.

TIENE 13 AÑOS Y QUEDÓ EN COMA POR LA GOLPIZA DE UNA PATOTA EN CÓRDOBA.

Lázaro está internado en el Hospital de Niños y sus padres no comprenden la brutalidad de la emboscada, ocurrida cerca de la esquina entre avenida Colón y Garzón Maceda. “Está grave, luchando por su vida. Uno le pegó con un ladrillo en la cabeza y se lo dejó marcado”, agregó la madre Lázaro.

Asimismo, aseguran que los atacantes “están todos identificados”. “Lo que hicieron no tiene nombre. No solo le pegaron el ladrillazo, sino que también le pegaron una patada en la cabeza”, explicó Fabián, el padre del chico. Con una angustia evidente, el hombre contó: “En el último parte dijeron que el daño cerebral es irreversible. Hay un alto riesgo de que pierda la vidaHoy no sé si estoy vivo o muerto”.

Temas Relacionados