Belgrano tuvo diferentes formas de atacar, intentamos por bandas, juego asociado en el segundo tiempo. Generamos por ahí más aproximaciones. Queda la sensación de impotencia de no haber podido defender la última jugada. Hicimos un partido como para ganarlo”.

//Mirá también: El empate con sabor a derrota de Belgrano, en un final para el infarto: cómo quedó en la tabla

La reflexión de Guillermo Farré, con un dejo de amargura, por el triunfo que se le escapó a Belgrano ante Estudiantes de Río Cuarto, que empató de manera agónica 1 a 1 en Alberdi y postergó al Pirata en la tabla en una fecha que se presentaba propicia para ponerse a tiro en zona de clasificación del Reducido de Primera Nacional.

//Mirá también: A Belgrano se le escapó; Estudiantes de Río Cuarto lo empató en la última de la noche

“Siempre se encuentran cosas positivas. Sin dudas que teniendo el partido hasta la última jugada con la victoria, te deja una sensación amarga. Pero estos partidos en este tramo van a ser así, disputados, complejos. Todos te juegan de una manera distinta. Habíamos encontrado la diferencia y no poderla conserva te deja bronca”, añadió el DT de Belgrano.

Y se sinceró: “Por el desarrollo del partido lo más justo era el empate. Ahora hay que potenciar todo lo bueno que se ha hecho, las formas. Belgrano es un equipo solidario, que tiene muchas ganas de lograr el objetivo. Hay veces que el rival propone un juego que no le puede encontrar la vuelta”.

En ese sentido, aludió al gol de Estudiantes en tiempo de descuento, cuando parecía que cinco minutos eran exagerados. “Se perciben cosas extrañas. No hay mucho para analizar. Más allá de que al fútbol podés jugar bien o mal… hoy hicieron la vista gorda. Quiero que la gente esté orgullosa de este equipo porque lo que está logrando es por mérito propio”.