“Duele esta derrota porque teníamos una ilusión muy grande y más ante nuestra gente. Hay que seguir. No nos podemos dejar vencer ahora ni caernos, todavía falta mucho. Se puso muy difícil, es un rival de mucha jerarquía”. La reflexión de Guido Herrera, figura de Talleres pese a la derrota 2 a 0 a manos del River puntero.

//Mirá también: River, con uno menos por la expulsión de Peña, le ganó 2-0 a Talleres en Córdoba

“La verdad que hoy no fue nuestra mejor noche. Me voy con mucha bronca, sentimos que con la expulsión iban a aparecer espacios, y no nos encontramos nunca en el partido, tuvimos apenas una que otra jugada aislada. A todos nos faltó dar un poco más y esa es la autocrítica”, añadió el arquero.

//Mirá también: Talleres - River: la atajada de Herrera que se gritó como un gol en el Kempes; y el penal que pidió todo el estadio

Y remarcó: “Antes no éramos los mejores del mundo ni ahora los peores. El lunes (ante Lanús) hay que dar la cara y tratar de ganar para seguir prendidos. Hay que dar vuelta de página y seguir por este camino. Es momento de masticar bronca, ver lo que se hizo mal y corregirlo”.

La Copa

Con la derrota, los cañones en Talleres comienzan a apuntar a la Copa Argentina casi con exclusividad. De todos modos, Herrera no le baja la persiana a la Liga Profesional. “No es momento de hablar de la Copa. Cuando llegue el momento vamos a dejar la vida porque estamos en semifinales. Ahora tenemos la bronca de no haber podido hacer un buen partido, si estábamos en nuestro día podíamos hacerle daño”.