El clima de final para el Talleres - River que se palpó toda la semana, explotó en la salida de los equipos a la cancha, con un estallido de más de 40 mil hinchas de la T que cubrieron las cuatro tribunas del estadio Kempes.

//Mirá también: Talleres y River, con uno menos por la expulsión de Peña, empatan 0-0 en Córdoba

Por la preponderancia del partido, la jerarquía del rival y el contexto que pone a los Albiazules cuatro puntos abajo de River, noche de fiesta, con un aforo largamente superado. Incluso el número de 40 mil socios habilitado por el club de barrio Jardín pareció desbordado también.

//Mirá también: Talleres - River: así se vivió la previa en el Kempes

Con la ilusión viva de pelear los dos frentes, la Liga y Copa Argentina en semifinales, el público de Talleres dio otra muestra de acompañamiento incondicional, dando cuerpo a la frase de Andrés Fassi en el regreso del publico a las tribunas: “Pronto llegará el momento de repletar el Kempes”.

El estremecedor aliento de la multitud para un Talleres que quiere más.