La noche del lunes sorprendió a los cordobeses con un intenso temblor a las 23.46. Producto de un sismo de 6,8 grados en San Juan, seguido por otro también fuerte pero de menor magnitud, y que repercutió en varias provincias.

En Córdoba los usuarios de redes sociales reflejaron su temor por el movimiento, que duró más de un minuto. Y se sintió más en Nueva Córdoba y el centro, en los edificios. También en las ciudades aledañas.

El sismo tuvo el epicentro a 54 kilómetros al suroeste de San Juan; con una magnitud de 6.8 en la Escala de Richter y una profundidad de 10 kilómetros. Se trata de un movimiento telúrico significativo, uno de los más fuertes en la historia de la provincia que registra el peor terremoto en el país. Y repercutió con fuerza en Córdoba, Mendoza, La Rioja y Catamarca.

Apenas pasó el primer temblor, sobrevinó otro de menor intensidad, que en un principio pareció continuidad del primero, pero que se originó 93 kilómetros al este de San Juan, con magnitud de 4,4 y profundidad de 274 kilómetros.