Un hombre de 34 años fue condenado a 10 años y 6 meses de prisión efectiva por encontrarse culpable de abuso sexual, grooming, corrupción de menores y amenazas. Los hechos ocurrieron en la localidad de Guatimozín, en el departamento Marcos Juárez, de la provincia de Córdoba.

Al momento del hecho, la víctima tenía entre 8 y 9 años. Por lo que, el delito de corrupción de menores fue considerado agravado por la edad de la menor. Según surgió del debate, la pequeña continúa sufriendo las consecuencias de los hechos.

En el juicio intervino la fiscal de Cámara Andrea Heredia Hidalgo, en representación del Ministerio Público Fiscal, quien formuló la acusación culminando en la resolución dictada por la Cámara del Crimen de Bell Ville, en Sala Unipersonal, a cargo de Alejandro Martín Fauro.

El puntapié inicial fue la denuncia que formuló la madre de la menor, lo que predispuso a la fiscalía de Instrucción de Corral de Bustos-Ifflinger, a cargo de Pedro Guerra, a comenzar las investigaciones. Posteriormente, la investigación avanzó con la recepción de Cámara Gesell, diversas pericias, prueba testimonial, documental, y la intervención de Procesamiento de las telecomunicaciones y Unidad de equipos Móviles de Policía Judicial.