Francisco Benítez la rompió toda en la primera noche de La Voz Argentina, este domingo. Además de emocionar al jurado, hacer lagrimear a Lali y Ricardo Montaner y sumarse al equipo de la Sole Pastorutti, también conmovió al público.

//Mirá también: El cordobés de La Voz Argentina, Darío Lazarte, cantará en la “Fan Zone” de Boca-Tigre

La historia de este cordobés de 22 años generó empatía entre los espectadores de ciclo que arrancó en Telefé. Según contó el propio Francisco, tiene tartamudez y una vida complicada que se “iluminó” con la noticia de que será papá.

Una vez en el escenario esa tartamudez quedó de lado y mientras interpretaba “Cambia, todo cambia”, el jurado se emocionó y acompañó al joven para que siga en el certamen.

Mariela González, su madre, habló este lunes con Cadena 3 y contó la dura historia de Francisco y la importancia que tuvo el canto en su vida para sobreponerse al bullying.

“Muchas veces sufrió bullying y le daba vergüenza, era tímido y se le fue haciendo todo una carga”, explicó la mamá De Francisco a Cadena 3. Además, reconoció estar “muy emocionada y contenta de que pueda cumplir su sueño”.

//Mirá también: El casting de La Voz Argentina en Córdoba, en video y fotos

Y marcó lo que todos los espectadores notaron: “Mientras subía al escenario, vi era otra persona. Empezó a cantar y él cuando canta se convierte”, enfatizó.

“Está toda la familia muy emocionada, hasta él se emocionó de escucharse, era emociones por todos lados. Para él también era un sueño, ni él podía creer todo lo que estaba viviendo”, concluyó la mujer.