El gremio de los empleados de la Municipalidad de Córdoba, Suoem, alcanzó un acuerdo con el Ejecutivo en materia salarial y puso fin al severo conflicto de más de seis meses por los reclamos económicos en violentas protestas.

El Suoem aceptó la propuesta paritaria que se basa en una suba de 23,4 por ciento –equivalente a la inflación del período enero-octubre– a pagar en dos veces. Con el sueldo de noviembre los empleados cobrarán una suba del 11 por ciento y en enero, un incremento del 12,4%. Los aumentos serán inicialmente en concepto no remunerativo, para blanquearse entre febrero y abril.

El acuerdo también incluye la fecha de la próxima discusión salarial, en mayo. El objetivo de la administración de Martín Llaryora es establecer un lapso semestral para la discusión salarial. Hasta diciembre pasado, el sindicato de los municipales tenía cláusula gatillo bimestral, que actualizaba automáticamente los sueldos por inflación y de modo remunerativo. En 2020 no hubo aumento y en cambio a partir de mayo se aplicó un severo recorte salarial.

Por otra parte, el municipio pagará un bono de cinco mil pesos no remunerativo a cobrarse desde febrero próximo a la mitad de los empleados, que son los afectados por esa medida. Los agentes de Salud y Educación no cobrarán el bono, dado que no sufrieron la reducción de jornada.

Y también se volverá a pagar como remunerativo el adicional por título, que desde hace meses se abona “en negro”. Además de normalizar la carrera administrativa, que está suspendida desde marzo.