La foto de la intendente de Quilmes, Mayra Mendoza, con Cristina Kirchner y otras personas en una cama de hospital provocó la indignación de Pablo Musse, el padre de Solange, al que le prohibieron entrar a la provincia de Córdoba para darle un último abrazo, en su lecho de muerte.

//Mirá también: El padre de Solange: “Hay una inoperancia que abarca a todos”

Sin vueltas y con un enojo sobradamente justificado, Musse dijo: “Da asco. Da asco esto que pasa”, disparó y añadió: “Tenemos que seguir cumpliendo los protocolos, sigue falleciendo gente y realmente es la casta política la única que tiene derecho a todo: a vacunarse, a viajar, a entrar y salir del país. El resto, nada”, sostuvo sin eufemismos en declaraciones a Cadena 3.

//Mirá también: Las idas y vueltas de la Justicia de Córdoba para una causa que indignó a la Argentina.

“Este Gobierno avasalló todos los derechos y van a seguir igual”, opinó y agregó que “para mí, hubiera sido todo despedirme. Hasta ella pidió en los medios, que me necesitaba, que quería un abrazo”, recordó sobre la prohibición que sufrió por parte de las autoridades del Gobierno de Córdoba, tema que ahora está en la Justicia.

//Mirá también: Papá de Solange Musse: “Los imputados son los perejiles de abajo”

“No entiendo por qué tanto protocolo, porque ellos no lo respetaban. No entiendo esta casta política, de ambos lados son iguales”, se lamentó por último.