Fue en Corrientes y mientras el caso es investigado por la Justicia, el padre del militar cordobés muerto en una fiesta de “iniciación” lanza una seria acusación contra los superiores del muchacho: “Ellos mataron a mi hijo, no fue un accidente, fue abuso de autoridad”, disparó.

Ezequiel Chirino se refirió las instancias que son materia de investigación y pidió que se llegue hasta las últimas consecuencias, ya que interpreta a que su hijo lo obligaron a comer y beber en exceso como parte de un ritual que es por todos conocido en el Ejército Argentino.

A continuación relató que “le exigen a él y a dos más, comprar bebidas en exceso, carne, cigarrillos, whisky, postre y llevárselo a sus superiores, dijo en declaraciones que recoge Telefé Córdoba.

“A la noche comienza el protocolo, comer y exigirle a mi hijo que tome, porque en el Ejército eso es una tradición, cualquiera lo sabe”, sentenció y denunció que “ellos le exigían tomar, lo obligaron y pasó lo que pasó, se ahogó y le dio un paro”, dijo.

Con el máximo dolor a cuestas, el hombre recordó que el domingo a la mañana lo llamó un encargado de sección y le dijo “¿usted es el papá de Matías Chirino?, véngase al hospital porque su hijo está muerto, con esa frialdad, me lo dijo”, declaró.

Toda una familia está destruida, estamos quebrados, me voy a asesorar y hacer todo lo posible para que se haga Justicia”, concluyó.