Dos episodios de robo en Córdoba terminaron con dos presuntos ladrones asesinados, luego de que las víctimas reaccionaran con armas de fuego. El viernes por la madrugada, sucedió en la ciudad de Córdoba. Mientras que, el domingo, también en horas tempranas, ocurrió en Río Cuarto.

En este último caso del sur provincial, el vecino recuperó la libertad en las últimas horas, aunque permanece imputado por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, por orden del fiscal de instrucción Fernando Moine.

//Mirá también: Córdoba: fueron filmadas robando en el Centro y las detuvieron

En tanto, en el caso ocurrido en la Capital, el vecino que mató seguía preso este lunes y acusado también por el delito de homicidio agravado por uso de arma.

Lo dispuso el fiscal Guillermo González, quien analiza el caso, toma testimonios y estudia distintos peritajes a fin de determinar si mantiene la gravosa imputación o si bien la morigera con una figura penal más leve, como podría ser eventualmente un exceso en la legítima defensa. Esto podría derivar, asimismo, en que el vecino recupere o no la libertad mientras sigue la causa.

El hecho en Río Cuarto

En una vivienda de calle Oncativo al 30, de Río Cuarto, llegaron al menos dos ladrones con la intención de robar en un local dedicado a la venta de celulares. Al escuchar los ruidos, el comerciante –quien vive en la parte trasera del lugar- apareció con un arma de fuego y enfrentó a los delincuentes.

En principio, los ladrones no estaban armados. El comerciante, según la pesquisa, efectuó al menos dos disparos que impactaron contra uno de ellos. El sospechoso alcanzó a salir corriendo, pero cayó muerto a unos 200 metros, en el jardín de la casa de una mujer. Fue identificado como Antonio Villegas, de 33 años. Su presunto cómplice fue detenido por la Policía, rato después.

//Mirá también: Córdoba insegura: ambulancia fue asaltada mientras trasladaba a un paciente

El vecino, Emiliano Tissera, fue detenido en las primeras horas del domingo. Sin embargo, con el transcurso de las horas y el avance de la pesquisa, luego recuperó su libertad. De todos modos, el hombre permanece imputado.

Un robo por cannabis en la ciudad de Córdoba

Por otro lado, en las próximas horas posiblemente se definirá la situación legal de Facundo Baffi (44). Se trata del vecino que, en la madrugada del viernes pasado, mató de un balazo a un joven que supuestamente había entrado a su casa a robarle una planta de marihuana, con amigos. Sucedió en barrio Marechal.

Baffi permanece detenido en la alcaidía y con una imputación por homicidio agravado por el uso de arma de fuego, además de tenencia ilegal de arma de uso civil.

El fallecido fue Lautaro Velázquez, quien tenía 17 años y residía con su madre en barrio Villa Páez.

La causa está en manos del fiscal Guillermo González, quien trabaja con su equipo para determinar cómo sucedieron las cosas. El funcionario judicial viene receptando testimonios y distintos peritajes para determinar de manera fehaciente cómo fue que sucedieron los hechos, horarios, distancias, disparos y dónde estaba cada involucrado.

En este marco, no se descarta que pueda llegar a morigerarse la situación del vecino, ya sea eventualmente en su situación de detención o bien en la imputación; o en ambas.

Todo sucedió en la madrugada del pasado viernes en un domicilio del barrio Marechal adonde, según la causa, llegó un grupo de jóvenes. La intención era robar marihuana. En esas circunstancias, el dueño de casa habría extraído una de sus armas y habría efectuado disparos. Lautaro Velázquez recibió un tiro en un omóplato, corrió y cayó muerto.

Hay aspectos que “benefician” la situación del vecino: todo sucedió de noche y en su propiedad. Sin embargo, se le achaca que no llamó a la Policía para alertar sobre lo que había sucedido. Desde su círculo cercano se indicó que el hombre no habría sabido que un joven murió.