El presidente Alberto Fernández y el ministro de Educación, Nicolás Trotta, han repartido cada uno a su turno duros conceptos contra el dictado de clases en Córdoba, a partir de este lunes.

//Mirá también: Vuelven las clases presenciales y otras actividades en Córdoba

Sin rodeos, hicieron blanco de las críticas al Gobierno de Córdoba, inscribiendo un nuevo capítulo en la vieja disputa entre Nación y Provincia, esta vez con el eje en la educación.

Sobre el tema, Trotta dice que abrir las aulas es “incumplir los parámetros sanitarios construidos en consenso”, sostuvo.

Por su parte, el Presidente consideró que “todo eso es jugar con fuego y yo lo que lamento es que el fuego va a quemar a la gente, a los argentinos de cada uno de esos lugares”, disparó.

//Mirá también: Trabajadores de la Salud de Córdoba advierten al Gobierno provincial: “Será responsable de miles de contagios y muertes”

Seguidamente, Trotta opinó que “en Alemania, con una tasa de incidencia de 320 contagios cada 100.000 habitantes se cierran las escuelas. En Estados Unidos es de 100. La Ciudad de Buenos Aires está con una incidencia de 1.050 y Córdoba 1.099; es decir, que se triplica el indicador de Alemania y el conurbano bonaerense lo duplica con 750”, sentenció.

En esa misma tendencia opinó Fernández y dijo: “en Alemania, cuando hay 150 personas cada 100.000 habitantes contagiados se suspenden las clases presenciales. Ahora, en todos estos lugares de los que estoy hablando es de 600 o 700 casos, es cuatro veces, por lo menos, la tasa que marca Alemania para suspender las clases”, aludió.