En el marco de nuevas flexibilizaciones en la pandemia de coronavirus, Córdoba ya no se exigirá la toma de temperatura al ingreso de cualquier edificio ni será obligatorio el rociado con alcohol, pero sí se mantendrá el uso de barbijos, incluso al aire libre, la recomendación de lavado frecuente de manos, el distanciamiento y la ventilación adecuada.

//Mirá también: Vacunación en Córdoba: aplicarán terceras dosis a personal de seguridad y educación

Así lo anunció el Ministerio de Salud de la Provincia, luego de reunir al comité de expertos que asesora en la gestión de la pandemia. Gabriela Barbás, secretaria de Prevención y Promoción de la Salud, explicó en La Voz que se decidió no exigir más la toma de temperatura porque “por el avance en la investigación científica se demostró que la fiebre no siempre es un síntoma de Covid-19″. Y se prescindirá de la obligación de medidas sanitizantes como el rociado de alcohol o alfombras embebidas.

El reporte diario del coronavirus en Córdoba, otra vez sin muertes.

//Mirá también: COVID-19: el 60% de los contagios de los argentinos está dado por la variante Delta

“Sí queremos enfatizar que es muy importante sostener el lavado frecuente de manos, que es una práctica muy saludable, no sólo para Covid sino para otras infecciones”, remarcó Barbás. De este modo, Córdoba decidió adherir a las dos flexibilizaciones en los cuidados que dispuso recientemente el Gobierno nacional, pero no hizo ningún cambio en la obligatoriedad del uso de barbijos y sostiene los aforos dispuestos en el último decreto, que sólo tienen permiso de capacidad completa en eventos al aire libre.

“Estas medidas también responden a la mejoría en la situación epidemiológica y el avance de la vacunación, que en los mayores de 3 años con esquemas completos en Córdoba ya es de 65,5 por ciento”, fundamentó la funcionaria provincial.

Protocolos

La toma de temperatura en el ingreso y el rociado con alcohol era una parte importante del protocolo de regreso a la presencialidad escolar, así como la ventilación cruzada, el distanciamiento y el uso de barbijos infantiles. En sintonía con esta flexibilización, lo que se sostendrá en las escuelas es la disponibilidad de alcohol en gel en dispensers y que exista jabón y toallas de papel en los baños para la higiene frecuente de manos.

“Sabemos que la forma de contagio más importante es por aerosoles, es por esto que se van a sostener las medidas de cuidado para prevenir esta vía de infección”, justificó Barbás. En la disposición nacional se relaja también la atención con turnos para servicios, “a menos que se entiendan fundamentales para el desarrollo de la actividad”, aclara la resolución.

A nivel nacional, las únicas recomendaciones que se mantienen son el uso obligatorio del tapabocas en lugares cerrados, mantener la distancia mínima de dos metros y asegurar la ventilación cruzada, además del lavado frecuente de manos. En Córdoba se sostiene, además, el uso de barbijo al aire libre, cuando no se están realizando actividades deportivas.

El Gobierno nacional precisó que las nuevas decisiones fueron tomadas en el marco de la baja constante de casos, además del porcentaje de vacunados con esquema completo, que alcanza el 58,9% en el país. En Córdoba el porcentaje de vacunados mayores de 3 años con dosis completa es superior al 60 por ciento.