Los empleados de los súper trabajaron en la primera línea sin interrupciones ni pausas en plena pandemia y ahora piden ser vacunados contra el coronavirus, en un reclamo que es elevado por la Cámara de Supermercados de Córdoba (Casac), que reitera este pedido antes las autoridades provinciales a quienes les recuerdan el valor “estratégico” de las tareas que realizan.

//Mirá también: Córdoba quiere comprar más vacunas.

A través de un comunicado, la Cámara fundamenta su acción “con el fin de salvaguardar la salud de los equipos de trabajo y seguir garantizando la normal provisión de alimentos a la población, la entidad recuerda las múltiples solicitudes realizadas a las autoridades competentes y organismos involucrados, para que el personal sea incorporado de manera urgente como rubro estratégico”, en alusión a las vacunaciones.

Además, recuerdan que son personas que han estado y siguen “en la primera línea de atención ante cientos de consumidores que concurren a los establecimientos del rubro”, señalaron desde la entidad que emplea a unas 11.500 personas en la provincia de Córdoba.

//Mirá también: Restricciones en Córdoba: un peluquero mudó su salón a la vereda

“Como actividad esencial, este nuevo brote, en el que la curva de contagios se ha elevado a niveles alarmantes, nos encuentra extremando cada una de las medidas y con la obligación de proteger a nuestros colaboradores. La inmunización es el paso más importante de cuidado para con ellos. Nuestra actividad es esencial, así como lo son también cada uno de nuestros trabajadores, en consecuencia, pedimos a las autoridades que tomen dimensión de la importancia y tengan en cuenta el pedido para llevarla a cabo”, dice la entidad.