Aguas Cordobesas finalmente habilitó el consumo de agua en Córdoba, luego de haber solicitado que se restrinja al máximo la utilización del servicio por turbiedad. Es que desde la empresa habían señalado que las intensa lluvia caída durante la madrugada del miércoles provocaron algunos problemas.

//Mirá también: Golpe al bolsillo: el Gobierno autoriza un nuevo aumento del agua, en Córdoba

“Por turbiedad en el agua cruda, se restringió el proceso de potabilización en Planta Suquía”, había señalado Aguas Cordobesas, en la tarde del miércoles. Y agregaron que este inconveniente tenía que ver con un “desmejoramiento en la calidad del agua y un taponamiento en la toma, ubicada en La Calera”.

En este sentido, desde la empresa prestataria del servicio solicitaron a los cordobeses “restringir al máximo el consumo, utilizando el agua exclusivamente para las actividades básicas, como higiene, bebida y alimentación”, mientras los equipos técnicos buscan una solución.

//Mirá también: Córdoba bajo el fuego: la lluvia apagó el incendio en Tala Cañada

La Planta Potabilizadora Suquía trabajó a caudal reducido durante más de seis horas. Pasadas las 17, la empresa informó que comenzó a restituirse el servicio en forma paulatina