A un año de no poder trabajar, el regreso a clases aparecía como un momento esperado pero la ilusión duró poco para los transportistas escolares de Córdoba, que no ven con buenos ojos el protocolo aprobado par esta “nueva normalidad”.

Es que los vehículos podrán regresar a la actividad pero con la exigencia de no superar la mitad de su capacidad autorizada, lo que genera viajes menos rentables para los trabajadores.

En tal sentido, Alejandro Cela, de la Cámara de Transportistas, anticipó que el nuevo esquema “no es rentable. Ya está aprobado el protocolo para el transporte escolar en Córdoba, que tiene que ver con la clasificación y división de cabina y el 50 por ciento de pasajeros”, dijo a Cadena 3.

“Al momento, antes del protocolo, habíamos sacado un promedio de 5 mil a 6 mil pesos para los barrios más alejados hacia el centro, pero con esto de llevar menos chicos, no va a ser rentable para nada, ni vamos a poder cubrir el consumo del gasoil”, anticipó el transportista.