Córdoba insólita: vendía unas mesas en Facebook y se las ingeniaron para que ella les deposite dinero a los estafadores

Una vendedora fue estafada en la venta de dos mesas de luz y le vaciaron la cuenta. (Gentileza Villa María Vivo)
Una vendedora fue estafada en la venta de dos mesas de luz y le vaciaron la cuenta. (Gentileza Villa María Vivo)

La víctima es de Villa María y denuncia que el estafador sigue haciendo de las suyas en las redes.

Puso a la venta unas mesas de madera en el Marketplace del Facebook y terminó siendo víctima de una trampa en la que le vaciaron la cuenta bancaria, en un hecho de estafas virtuales que es verdaderamente difícil de comprender ya que la vendedora terminó “pagando”.

La víctima es una mujer de Villa María, que denuncia que el delincuente que la estafó sigue operando en las redes, tras haberle robado con un ardid telefónico en el que se las ingenió para sacarle dinero de la cuenta con una llamada desde WhatsApp.

En su relato, Antonella dijo que había puesto a la venta dos mesas de luz en Marketplace y que la persona “se contacta a través de llamada de WhatsApp un número con característica de Córdoba”, explicó a Villa María Vivo.

En esa conversación, agrega “me dice que le interesan las mesitas para equipar unas cabañas que habían construido en la zona y que las pasaría a buscar su mujer”, continuó y explicó: “Le ofrezco mi CBU, se lo envío por WhatsApp, y quedo a la espera de que me haga la transferencia”, sostuvo.

Un laberinto inextricable

Tras un día, el estafador la contacta y le dice que no pudo realizar la transferencia y que prefería que ella acredite dinero en un CBU que le pasaría, con el fin de poder luego realizarle el pago: “Me dice que yo le solicitara el dinero a su cuenta, le digo que no sabia cómo hacerlo y él me dice que me indicaba cómo”, señaló.

“La cuestión es que en vez de darme su CBU, me da el mío, que yo le había enviado anteriormente, sin recordar yo eso, y me lo dicta. Como no me sé mi numero de CBU de memoria, entonces no me di cuenta y me pide que ingrese el monto de las mesitas a mi cuenta”, relató.

Luego y en una extraña situación, el delincuente consigue que la mujer le pague a él por las mesas que vendía: “Entonces esta persona, que se hizo conocer como Agustín, me pide que ahora ese dinero que era de la empresa, supuestamente, se la transfiera a la cuenta de su mujer porque ahora la otra ya estaba bloqueada”, dice sin haber advertido que esta transfiriendo dinero suyo.

“Cuando corto, ya suponiendo que algo raro había pasado, pero sin darme cuenta todavía qué, ingreso a mi cuenta bancaria y veo que no tenía más mi dinero”, finalizó.

Temas Relacionados