Una particular situación se vivió en el allanamiento de una vivienda en barrio Talleres Este, donde la Policía llegó por una denuncia de maltrato animal y encontró un búnker de estupefacientes. Los uniformados descubrieron alrededor de 200 plantas de marihuana y una gran cantidad de dosis de drogas sintéticas.

Según informaron fuentes policiales, luego de que algunos vecinos denunciaran que en esa casa maltrataban a un perro, personal del Departamento Coordinación de Brigadas Civiles se presentó en el lugar donde dio con el animal de raza Pitbull. Pero también develó un “herbario acondicionado con luces y aire acondicionado, en macetas plásticas con abono y fertilizantes”.

Además de las plantas de marihuana y junto a personal del Juzgado Federal I y de Gendarmería Nacional, los policías encontraron “pastillas de éxtasis, hongos, cartón de diseño y una sustancia pulverulenta similar a la conocida como MDMA (crack)”. Como si esto no fuera poco, los agentes secuestraron también 250 dólares y 98.200 pesos.

En el lugar también detuvieron a algunas personas, pero se desconoce cuántas y cuál era su rol.