Finalmente, después de 12 días de haberse fugado de una comisaría, este lunes se entregó el supuesto narco acusado de liderar una banda que utilizaba drones para introducir droga en la cárcel de Cruz del Eje.

Se trata de Javier Eduardo Fredes, quien se había escapado de una comisaría en esa ciudad y era intensamente buscado. Personal de las Departamentales Norte en conjunto con efectivos de la Brigada de Investigaciones, ETER, Guardia de Infantería, Canes, FPA y Escuadrón Motorizado, llevaron a cabo una serie de allanamientos e intervenciones telefónicas para dar con el sujeto.

Auto. El Peugeot en el que se habría conducido el prófugo.

Justamente todos estos operativos también saturaron a la familia de Fredes quienes en una comunicación telefónica le “rogaron” al prófugo que se entregue. “Javier, cortala. Entregate de una buena vez. La cana no deja de allanarnos”, habrían dicho, según se desprende de una escucha telefónica ordenada por la justicia.

“Siendo las 20:45hs del día de la fecha, el operativo culminó con la detención del prófugo sobre la vía pública, en camino viejo a Catamarca s/n de barrio San Antonia, próximo al domicilio de un familiar donde se encontraba su abogada”, precisaron desde la Policía de Córdoba, en un comunicado. Cabe destacar, que el aprehendido se ocultaba hace varios días en el monte.

Fredes se había fugado de la comisaría de Cruz del Eje y por ese hecho hay dos policías en pasiva e imputados por facilitación de la evasión culposa.