La Justicia de Córdoba imputó este jueves a dos policías que el miércoles se encontraban de guardia en la comisaría de Cruz del Eje, cuando un detenido se escapó por el patio. El reo, identificado como Javier Frede (36 año), había sido aprehendido horas antes en un operativo mediante el cual se desbarató a una banda que pasaba droga a la cárcel de esa ciudad con un dron.

Uno de los policías imputados fue quien tras la fuga le dijo a sus superiores que había ido al baño en ese momento. La fiscalía de Cruz del Eje, a cargo de Reymundo Barrera, imputó tanto a ese agente como a un compañero por “facilitación culposa de evasión”.

Es que, para el letrado sí habría habido negligencia de los uniformados. Cabe destacar que ambos se encuentran en libertad, pero que ya fueron sancionados a nivel interno.

Asimismo, el Tribunal de Conducta Policial de Córdoba abrió una investigación administrativa contra esos policías. Por otra parte, vale resaltar que Frede, el supuesto delincuente que se escapó de la comisaría, sigue prófugo.