La inseguridad en Córdoba está fuera de control y los malvivientes hacen lo suyo con impunidad, como en el caso de dos delincuentes que entraron a robar en la casa del humorista Camilo Nicolás y aterrorizaron a su mujer y a la pequeña hija de ambos, en otro hecho por el que no hay personas detenidas ni rastros de los autores.

Un episodio más de inseguridad en Córdoba no terminó en tragedia sólo porque la mano del destino ayudó al chofer de un colectivo que iba a Río Cuarto y fue asaltado por cinco hombres armados, que se tirotearon con la Policía, cuando esta acudía al lugar de los hechos, sobre la Ruta 36.

//Mirá también: Córdoba insegura: en robo, balean a un chofer de colectivo

Según relató Nicolás, el robo fue en el domicilio de la familia en Argüello, este lunes estando allí su mujer Gislena Monteros y la pequeña hija de ambos: “entraron con llaves que eso es lo más sospechoso. Se taparon la caras porque tengo cámaras”, contó este martes a El Show del Lagarto de El Doce.

“Gislena pensó que era yo, porque sintió el ruido de la llave, y ella estaba comiendo con la bebé en la cocina. Ahí la llevaron a la pieza a ella y le empiezan a decir que les de la plata, y ella les dio algo; pero empezaron a decir ‘dónde están los dólares’, que yo había hablado que tenía dólares, cosa que no era así”, refirió.

//Mirá también: Córdoba violenta: falleció el adolescente baleado en la cabeza

Seguidamente, contó que a la mujer “la encerraron a Gislena en la pieza y ella desde ahí hizo sonar la alarma antipánico y pudo salir para el patio, donde empezó a gritar. Cuando salieron los vecinos, los ladrones se fueron, eso fue todo”, concluyó el humorista.