Las autoridades educativas de Córdoba analizan una serie de pausas activas dentro de las aulas, como una manera de combatir el frío en estos meses que anticipan un crudo invierno en la provincia.

//Mirá también: Coronavirus en Córdoba: 16 muertes, y ya son más de 3.500 desde el inicio de la pandemia

Se trata de una propuesta destinada a que los alumnos realicen movimientos físicos dentro del salón de clases, en interrupciones programadas al dictado áulico, para que puedan entrar en calor, anticipó el ministerio de Educación de Córdoba.

En tal sentido, el subsecretario de Salud y Promoción Social del Ministerio de Educación, Carlos Paz, ha dicho que “estamos trabajando, y ya tenemos experiencias en algunos lugares donde se están aplicando, con las denominadas pausas activas áulicas que consisten en parar unos minutos el dictado de clases y dentro de las mismas aulas realizar movimientos mediante actividades ludo-recreativas de movimientos para entrar en calor”, comentó a radio Universidad este martes.

“Está demostrado que este tipo de actividades aumentan la temperatura corporal y mejoran el clima de aprendizaje entre los alumnos”, sostuvo el funcionario, que aseguró que “la pandemia nos ha llevado a intentar ser innovadores y pensar en este tipo de actividades”.