En Río Tercero habrá imposición de trabajos comunitarios para todo aquel que sea pescado en una de las llamadas fiestas “clandestinas”, según lo anticipó el propio intendente de esa importante ciudad de la provincia de Córdoba.

Mirá también: Fuerte llamado de atención del intendente de Río Tercero por la pandemia.

Se trata de una medida más que impulsa Marcos Ferrer, un intendente que cultiva un perfil de “duro”, en su política para combatir el coronavirus en esa localidad.

En tal sentido, la Municipalidad riotercerense ha comunicado que además de endurecer las multas a quienes asistan a esas reuniones sociales no autorizadas se aplicará un esquema de tareas comunitarias a los infractores.

El jefe comunal defiende esta medida y dice que “busca concientizar”, a la vez que comentó que las tareas incluyen barrido y pintado de espacios públicos y coordinar las salidas de los alumnos colegios, comentó en declaraciones a Cadena 3 este martes.

“La gente no termina de entender la situación que atraviesa el país. La mayoría son jóvenes. Entonces, se le plantea al juez si las ordenanzas permiten aplicar trabajo comunitario, porque ya hemos aplicado multas y no tan tenido efecto disuasivo”, criticó Ferrer.

Mirá también: El intendente de Río Tercero calificó de “nefasto” a Carlos Menem.

Sobre las medidas comunitarias, el intendente argumentó que “me parecía una manera de que entiendan que lo que buscamos no es recaudar, sino concientizar sobre la circunstancia que estamos atravesando”, sostuvo.

“Durante la pandemia me han manifestado de manera privada muchos padres que no pueden contener a los chicos. A ellos también se les va de las manos, se van a escondidas. Esto viene a dar una herramienta más para colaborar contra las reuniones ilegales y al conjunto de la comunidad le da la señal de que el Estado busca concientizar, no recaudar”, finalizó.