El delantero de Villa Dálmine Catriel Sánchez, fue trasladado este miércoles por la tarde al Hospital Privado de la ciudad de Córdoba para continuar con su recuperación, después de haber sido apuñalado en el cuello el sábado pasado, en un bar de la localidad bonaerense de Campana.

Por medio de un comunicado oficial publicado en sus redes oficiales, la entidad ‘violeta’ informó que “el jugador Catriel Sánchez ha dejado la UCI/UTI del Hospital San José (de Campana)” para ser derivado hacia el centro asistencial citado de Córdoba “para continuar con su recuperación”.

A su vez, el delantero publicó en sus redes sociales un mensaje para los fanáticos: “Gracias a todos. La verdad, sorprendido por los mensajes recibidos y la fuerza que me mandaron. No tengo agradecimiento, no puedo contestar todos porque son más de 3.000 mensajes. Les agradezco de corazón”.

Y agregó: “Estoy un poco mejor y mejorando día a día”.

El futbolista, de 22 años, nacido en Las Varillas, pertenece a Talleres, y estaba en su segundo año a préstamo en el club de la Primera Nacional hasta diciembre próximo.

El episodio se registró en un bar de Campana, el sábado por la noche, donde Sánchez fue agredido, tras una discusión en circunstancias poco claras cuando se encontraba con dos amigos y debió ser internado de urgencia en grave estado, con respiración asistida, en el Hospital San José.

A propósito, por el desempeño de los facultativos del hospital local y por la predisposición de la institución cordobesa para colaborar en todo lo necesario, Villa Dálmine, a través del mismo comunicado, agradeció “al Club Talleres de Córdoba por haber coordinado y gestionado la logística para el traslado de jugador”.

Además se le dio gracias “al personal del Hospital San José; al cuerpo de auxiliares, en la guardia Dra. Sofia Molina y Dra. Juana Migueletti; en la UCI/UTI, Jefe de Servicio Dr. Marcelo Espósito y su staff; a los Cirujanos Vasculares Dres. Ezequiel Peralta y Santiago Florit; y al director del centro de salud Marcelo Medina”.