El Ministerio de Salud de Córdoba reportó 17 casos de triquinosis en Córdoba. De este total, 15 contagios corresponden a personas oriundas de la localidad de Piquillín y relacionadas laboralmente con ese municipio. En tanto, las dos restantes, son personas residentes de Villa del Rosario.

//Mirá también: Alertan por triquinosis en varias localidades de Córdoba

Según pudo determinar la entidad sanitaria, los afectados consumieron salame y chorizo, de procedencia comercial y también de manera ambulante. Hasta el momento, ninguno se encuentra con un cuadro grave y reciben asistencia de forma ambulatoria.

Por el momento, se encuentra en estudio el origen del foco y las investigaciones son llevadas a cabo por el Programa de Zoonosis del Ministerio de Salud de Córdoba, por la Dirección General de Fiscalización del Ministerio de Agricultura y Ganadería, con participación de SENASA, CEPROCOR y los municipios implicados.

//Mirá también: Córdoba: faenaban animales enfermos y los vendían en carnicerías

¿Qué es la triquinosis?

La triquinosis es una enfermedad transmitida por la ingesta de carne de cerdo cruda o mal cocida, contaminada con el parásito Trichinella spiralis.

Las manifestaciones clínicas son varias y pueden cursar como una infección inadvertida o presentar síntomas que, por lo general, comienzan con fiebre, dolor muscular intenso, dolor de cabeza y dolor e hinchazón alrededor de los ojos. También pueden aparecer signos gastrointestinales como diarrea y vómitos.

//Mirá también: Faenarán a 100 cerdos en Córdoba para prevenir la triquinosis

¿Cómo prevenir la triquinosis?

Para prevenir esta enfermedad se recomienda:

  • No consumir ni permitir el consumo de carnes crudas y/o chacinados caseros que no hayan sido inspeccionados previamente a la elaboración.
  • Verificar el rótulo o etiqueta de fabricación en todos los subproductos de cerdo que se adquieran. Deberá leerse claramente lo siguiente: Marca del producto; empresa responsable; número de habilitación nacional del establecimiento; fecha de elaboración y de vencimiento del producto; condición de mantenimiento en cuanto a temperaturas ambientales; y rótulo con la composición del producto.
  • No consumir choripán en puestos no autorizados o no habilitados
  • La salazón y el ahumado de las carnes no son suficientes para destruir los parásitos presentes.