A la espera de lluvias, bomberos de Córdoba siguen combatiendo el fuego en Corrientes

Más de 150 efectivos asisten en las localidades de Ituzaingó y San Miguel.

A la espera de lluvias, bomberos de Córdoba siguen combatiendo el fuego en Corrientes

Este domingo, bomberos continúan combatiendo el incendio en la provincia de Corrientes. Desde Córdoba, se enviaron más de 150 bomberos que intentan apagar las llamas en los más de 15 focos activos, que ya han afectado más de seis mil hectáreas.

Los efectivos locales trabajan principalmente en las zonas de Ituzaingó y San Miguel, con un clima que no ayuda a la situación. En la jornada del sábado, la temperatura alcanzó los 38 grados, lo que dificultó los trabajos. Sin embargo, en los próximos días hay esperanzas de precipitaciones.

Una delegación cordobesa ayuda en el combate de incendios en Corrientes.
Una delegación cordobesa ayuda en el combate de incendios en Corrientes. Foto: Ministerio de Seguridad

“Durante el sábado, unos 80 efectivos cordobeses colaboraron para sofocar el incendio de Ituzaingó logrando contener las llamas que avanzaban hacia una forestación. De lo contrario, el fuego hubiese avanzado hacia una seguidilla de 15 forestaciones más”, detalló Claudio Vignetta, secretario de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil.

La provincia envió más de 150 efectivos y equipamiento contra el fuego.
La provincia envió más de 150 efectivos y equipamiento contra el fuego. Foto: Ministerio de Seguridad

Y agregó: “La situación es muy delicada. Los medios aéreos trabajaron ayer con mucha dificultad en condiciones muy desfavorables de clima ya que la temperatura alcanzó los 38 grados”.

La delegación cordobesa comprende 177 efectivos entre personal del ETAC, bomberos voluntarios, Plan Provincial de Manejo del Fuego, Protección Civil y de la Secretaría de Gestión de Riesgo. Además del despliegue de un avión hidrante, 37 camionetas de las distintas fuerzas, un camión cisterna con capacidad para 10 mil litros, una cisterna de 2 mil litros de combustible, un dron y valijas de comunicaciones.