Una presa del penal de Bouwer fue encontrada muerta en su celda y es la segunda víctima de esta penintenciaría, en el lapso de muy pocas semanas.

Se trata de Elisa Vanesa Castaño de 34 años, quien habría sido hallada muerta por una compañera de celda, en el Pabellón E2 de este presidio. La mujer era madre de dos hijos y estaba presa por los delitos de amenaza y agresión calificadas.

Las causas de su muerte son investigadas por la Justicia. En tal sentido, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Farfán, consideró que  "aparantemente se trataría de un suicidio", dijo en declaraciones al radio cordobesa Cadena 3.

Antecedente. El 23 de febrero otra presa fue hallada muerta en el penal de Bouwer, en la celda 2 del sector F1-Ingresos. La víctima fue identificada como Rosel Janet López, de 30 años, que estaba detenida por el presunto delito de hurto.

En principio, la versión oficial también habla de un aparente suicidio.

Por ese hecho fue separada de su cargo la directora del penal, Marisa Alé.