En la tranquila localidad de La Paisanita, que hoy por hoy tiene poco menos de 200 habitantes, esta mañana se vivió un ambiente poco común.

Varias camionetas de la Policía Federal y de grupos especiales G.E.O.F. colmaron la zona para llevar adelante un procedimiento ordenado por el Juzgado N° 2 de Córdoba.

En él se logró el secuestraron 7 mil Kg de explosivos que se encontraban "al aire libre y mezclados entre sí, con el peligro que eso significa", relató a Vía Córdoba el Comisario Inspector a cargo del procedimiento Mario Espósito. 

El operativo se realizó en el polvorín Las Tres Marías ubicado camino a esa localidad, y el traslado del material secuestrado (fulminantes y detonadores) fue acompañado por agentes de la Departamental Santa María. 

Si bien Espósito no quiso dar mayores precisiones "ya que este procedimiento no termina acá, falta bastante todavía", relató; y agregó: "Ésto es altamente inflamable, hay entre 6 mil y 7 mil kilos secuestrados".

Cabe aclarar que este material era utilizado para el trabajo en las canteras y no habría tenido otra finalidad; de todos modos es algo que la justicia deberá determinar.

Más allá de que no se difundió el origen de esta investigación, se supo que se habría originado a raíz de la denuncia que efectuó un ex empleado del lugar.