Se trata de Guido Romagnoli, quien fue la víctima de los violentos asaltantes. Lo hará la Justicia Federal.


 El violento asalto que terminó con tres muertes en pleno corazón de barrio Nueva Córdoba y del que fue víctima Guido Romagnoli tiene ahora una derivación paralela en la Justicia Federal.

Es que el fiscal que lleva la causa en el fuero local, Rubén Caro,  giró parte del expediente a esa jurisdicción, ante la sospecha de que la víctima del asalto pudo haber lavado dinero.

La resolución judicial fue tomada luego de que la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) acercó al fiscal un informe reservado en el que alertaba sobre un llamativo crecimiento patrimonial de Guido Romagnoli (32) en los últimos años, de acuerdo con lo que publica este miércoles La Voz.

Al declarar la semana pasada como víctima del conmocionante asalto que ocurrió en un edificio de Rondeau 84, el joven, quien dijo ser administrador de consorcios, aseguró que los delincuentes le llevaron 300 mil pesos en efectivo y 2.300.000 pesos en cheques, cuyos titulares aseguró no recordar.

Luego de analizar el informe presentado por la Afip, el fiscal Caro ordenó remitir a la Justicia federal los antecedentes para que se investigue una presunta actividad financiera ilegal en el departamento 7A de ese edificio, donde Romagnoli vive con su pareja, Melisa Sosa.

Allí se metieron en la noche del 15 de febrero cinco delincuentes armados y con los rostros semicubiertos que tras el asalto desataron una balacera en el corazón de Nueva Córdoba.

El enfrentamiento dejó tres muertos: el policía Franco Ferraro (29) y los delincuentes Ricardo Serravalle (54) y Rolando Ricardo “Ciego” Hidalgo (62).





Comentarios