Un fallo novedoso se dio en la ciudad de Jesús María, luego de que dos imputados por violar el aislamiento social, preventivo y obligatorio fueran sentenciados a realizar tareas comunitarias en un centro Covid-19 de la localidad.

El acuerdo fue logrado en los Tribunales de Jesús María y el pedido lo hizo el abogado defensor. "Los imputados, quienes se encontraban capacitados por sus cualidades personales para la tarea, formalizaron el ofrecimiento de reparación del perjuicio ocasionado consistente en la prestación de tareas de trabajo comunitario en el Centro Único de Manejo de Covid-19 dependiente de la Dirección de Defensa Civil y Control Urbano de la Municipalidad de Jesús María", informó el Ministerio Público Fiscal.

El organismo puntualizó: "El ofrecimiento fue considerado justo, razón por la cual, y al cumplir con el resto de las condiciones exigidas por el Instituto previsto en el Código de Procesal Penal de la provincia de Córdoba, se dispuso la suspensión del proceso a prueba por el término de un año en favor de los imputados"

De esta manera, las dos personas que habían infringido el aislamiento deberán prestar 60 horas de tareas comunitarias, como así también con otras condiciones establecidas por la ley, bajo apercibimiento de dejar sin efecto el beneficio otorgado y continuar el proceso suspendido.