El defensor albirrojo, a pesar de estar triste por la mala noticia, le pone buena onda a la lesión que lo marginará del fútbol hasta 2021.


En la práctica del martes, en la Agustina, Cristian Carrizo fue a trabar con uno de sus compañeros y, antes de que se produzca el choque, sintió un fuerte dolor en su rodilla izquierda. Los estudios posteriores determinaron que el volante y también defensor sufrió la rotura del ligamento anterior y meniscos de esa misma pierna. Esa lesión lo tendrá afuera de las canchas entre cinco y siete meses.

El Monito, como lo conocen, se sacó rápido la mufa y, en una nota con radio Impacto, trató de ponerle buena onda al mal momento que le tocó vivir: “Ya viví esto, ya sé qué tengo que hacer. Si uno hace las cosas bien vuelve más rápido. La vez anterior, a los 5 meses ya estaba para jugar de nuevo”.

Y enseguida recordó esa lesión que nombró el futbolista: “Hace cinco años me rompí el ligamento igual, ayer en el momento me dí cuenta de la lesión. Después los estudios dieron peor”.

También contó cómo fue la lesión: “Estábamos haciendo táctico, y no quise pegarle al defensor, quise sacar la pierna, y corrí el pie pero pisé mal. Me quedé ahí quieto”




Comentarios