Se restringe el acceso a dos áreas del hospital, donde también hay casos entre los empleados.


El coronavirus avanza en Córdoba y golpea especialmente en el ámbito de hospitales y clínicas, como en el caso del Hospital Tránsito Cáceres de Allende, donde han detectado contagios entre pacientes internados y profesionales de la salud.

Ante la situación, se han dispuesto restricciones a las salas sur y oeste del centro asistencial por la presunción y el riesgo de que los internados y parte del personal.

En tal sentido, anticipan que hay varios médicos y enfermeros aislados, que a su vez complica la atención a los pacientes.

Sobre el tema, Eduardo Pereyra, delegado gremial, dijo que “el ala oeste tiene que ver con la contaminación y la infección que contrajo un compañero del turno tarde, con personal contagiado, y a su vez con pacientes que dieron positivo. El ala sur tiene que ver con pacientes que estuvieron en la guardia hace tres días atrás. No fueron trasladados a otros lugares y cuando fueron trasladados al área de clínica médica, en el ala sur, vinieron los resultados de los hisopados con tres positivos”, sostuvo en declaraciones a Canal 10.

Respecto de los internados, contó: “los tres pacientes positivos ya fueron trasladados, pero quedan pacientes que han estado en contacto con ellos y ahora tienen que esperar sus resultados”, comentó.

A tal cuadro sumó la complicación de la falta de trabajadores: “personal de enfermería que está contaminado, y la restricción de personal en este sentido, porque todo ese personal empieza a tener licencia preventiva, lo que hace que si antes faltaba gente en la guardia, ahora empieza a faltar gente en los pisos también”, se alarmó.

“Estamos al límite de personal, siempre hemos pedido pero ya no nos alcanza, no es suficiente. Enfermería ha hecho un efecto dominó. No hay forma de cubrir”, concluyó.


En esta nota:

Salud Coronavirus


Comentarios