Durante la canonización del Cura Brochero, el exgobernador de Córdoba tuvo una expresión que, a partir de su muerte, pasó a la historia.


Este martes se cumplen dos años del trágico accidente que terminó con la vida del exgobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota. Ese sábado 15 de septiembre por la noche la noticia sorprendió a todos los sectores de la sociedad justo cuando el exmandatario comenzaba su campaña para las elecciones presidenciales del 2019.

Pero también, por lo sorpresivo del suceso, el dolor en sus amigos y conocidos fue más profundo. Entre los que sintieron este duro golpe se encuentra Pedro Herminio Piña, más conocido como “Cacho” Piña. Este compositor cordobés se reconoce como amigo “de años del Gallego” y es quien justamente compuso la zamba al exmandatario cordobés.

Pero la historia de esta canción trae con ella años de amistad y también una rara combinación de factores (atribuibles al destino) que unen al Papa Francisco, al Cura Brochero y una premonitoria frase del propio De la Sota que gracias a una publicación de Facebook cobraría sentido justo un mes después de su muerte. Todo eso fue revelado a Vía Córdoba y de manera inédita por uno de sus protagonistas, “Cacho” Piña.

José Manuel de la Sota junto a Cacho Piña en el Vaticano.

Hay que remontarse al año 2016, más precisamente a octubre y para ser aun más concretos al Vaticano. Por esa época, el 16 de ese mes, el Papa Francisco nombraría Santo al Cura Brochero. De esa forma pasaba a ser el primer santo de Córdoba, lo que llevó a que gran parte del arco político dijera presente en la canonización.

José Manuel De la Sota había ido por entonces a brindar una serie de charlas y conferencias a universidades de España y a otros lugares de Europa, aprovechando su estadía también decidió ir al Vaticano. Por su lado, Cacho Piña y su esposa “Alex” Macía habían estado de gira también por el “viejo continente” debido a la fama que había adquirido el tango que le compusieron a Francisco -con frases del propio Jorge Bergoglio- y también por la zamba de Brochero.

Luego de una ida y vuelta de correos entre De la Sota y Piña se reunieron en el Vaticano y hablaron de lo que sería el gran evento para los cordobeses creyentes. Ese no sería el único encuentro que mantendrían ambos.

Mirá también: Emotivo momento en el velatorio de De la Sota: su hermano le dio el último adiós

Luego de la canonización decidieron juntarse a comer, es allí donde el exgobernador pronuncia la frase que le da sentido a todo este trabajo. “¡Qué buena la idea de tomar los discursos de Bergoglio, musicalizarlo y hacer cantar a los chicos!”, asegura Cacho que le dijo De la Sota sobre el mencionado tango al Papa interpretado por niños de la Asociación Jóvenes por el Arte y la Cultura que dirige Piña.

Y agregó casi a modo de premonición: “Es una genialidad porque esto va a trascender en el tiempo. Va a trascender a todos. Ojalá que cuando me muera el Cacho me haga una canción con mis discursos así trasciendo también”.

Sobre esto, Cacho explicó: “En ese momento nos reímos por la ocurrencia y yo le dije que seguro le hacía la canción. Pero todo eso me pegó más fuerte un mes después de su muerte cuando Facebook me recordó una foto que nos habíamos sacado en el restaurante el día que dijo esa frase. Yo siento que fue un mensaje de él, ahí es cuando decido hacer la zamba”.

Mirá también: La dolorosa historia detrás del viaje que le costó la vida al exgobernador De la Sota

Según comenta el propio Piña, le costó mucho trabajo realizarla porque “cada vez que veía una frase o escuchaba algo sentía mucho dolor, pero también sentía el compromiso por un amigo. La terminé y la idea era que la cantaran Alex y Natalia, la hija de José Manuel”.

Así es como nació la zamba que contiene frases del propio De la Sota y que cumpliendo con el pedido del difunto exmandatario lo llevan a trascender en la historia más allá de sus obras y legado como político. Una zamba que también simboliza una amistad que comenzó en la juventud a través de la militancia, que se consolidó con años de trabajo y que fue sellada con una pasión de ámbos: la música.

“El gobernador de las mil escuelas así te vamos a recordar. Tus queridos cordobeses nunca te van a olvidar”, expresa parte de la canción.

Acá la zamba completa:


En esta nota:

Politica De la Sota


Comentarios