Desde la Provincia anunciaron que la declaración de "desastre agropecuario" regirá hasta julio del próximo año.


El Gobierno de Córdoba oficializó este viernes la declaración del estado de “desastre agropecuario” para las zonas afectadas por los incendios que, según el Decreto 617 que publica el Boletín Oficial de la provincia, regirá desde el 1 de agosto hasta el 31 de julio de 2021.

La decisión alcanza a productores agropecuarios (agrícolas, ganaderos, forestales, apícolas y frutihortícolas) afectados por incendios en zonas productivas de la provincia, ocurridos durante agosto del corriente año.

El instrumento del Poder Ejecutivo Provincial exime, a los productores afectados, del pago de las cuotas 8 a 12 del 2020, la parte proporcional del Adicional del Impuesto Inmobiliario Básico Rural y la parte proporcional de las diferencias de impuestos que pudieran surgir correspondiente a la anualidad 2020, y de la Contribución Especial para la Financiación de Obras y Servicios del Fideicomiso para el Desarrollo Agropecuario (FDA).

Asimismo, establece que, para aquellos que hubieren abonado los impuestos cuya exención aquí se dispone, la acreditación de los importes ingresados contra futuras obligaciones tributarias, conforme lo disponga la Dirección General de Rentas.

De acuerdo con las estimaciones preliminares del Gobierno provincial, son más de 40.000 las hectáreas productivas arrasadas por los incendios registrados en las últimas dos semanas, y “el 90 de los afectados son pequeños productores con menos de 100 animales”, había manifestado recientemente el ministro de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso.

Desde este jueves están contenidos, y en guardia de cenizas, todos los focos de incendios forestales que, principalmente, se habían concentrado en el norte del valle de Punilla y el departamento Ischilín.


En esta nota:

Córdoba Incendios


Comentarios