En el marco de la revalorización de las tradiciones barriales, el intendente Martín Llaryora recorrió San Vicente y también el cementario, donde visitó la tumba de "La Ramonita".

Así llamaban a la primera víctima reconocida de violencia de género. Forma parte de las tradiciones del barrio y hasta circula la versión de que obra milagros, por lo que su tumba es una especie de altar.

La Municipalidad de Córdoba decidió intervenir la tumba con una obra de restauración del artísta y arquitecto Adrián Manavella.

En su recorrida por el popular barrio cordobés, Llaryora expresó: "Estamos recuperando los espacios públicos y para eso necesitamos volver a invertir, hacerlos funcionar, hacer que los vecinos tengan un espacio de calidad".