En una había 35 personas y en la otra 56. Detenidos y motos secuestradas.


Más allá de las restricciones vigentes por la pandemia de coronavirus, la Policía de Córdoba continúa desactivando fiestas clandestinas.

Labraron actas en dos domicilios, en Villa María y otra en Villa Nueva, con 35 y 56 personas respectivamente. Hubo dos detenidos por resistencia a la autoridad y fueron secuestradas once motocicletas.

En Villa María, un menor de edad organizó una fiesta en un quincho con una treintena de personas, y la madre fue multada. Además labraron actas por infracción a la ley provincial 10.702 a todos los asistentes.




Comentarios