Ahora como técnico en Chile, reconoció que le hubiera gustado quedarse más tiempo en barrio Jardín. "Ese equipo tenía jugadores que daba placer verlos".


En Chile, al frente de Unión La Calera y en los preparativos para afrontar una copa internacional, Juan Pablo Vojvoda repasó su experiencia en Talleres, que no tuvo el final esperado.

“No me arrepiento de lo que hice y la decisión que tomé. Creo que faltó conversaciones para llegar a un mejor entendimiento. Yo sé que había cosas que tenía que defender más allá que soy un técnico predispuesto”, afirmó en diálogo con La Mesa del Fútbol. Y en referencia a cortociruitos sobre el final con Andrés Fassi.

De todos modos, admitió que le hubiera gustado quedarse más tiempo en el Albiazul. “Estoy muy agradecido por la oportunidad que me dieron de dirigir a un club grande“.

Incluso observó que el Talleres de Alexander Medina tiene algo de lo que él mismo inculcó durante su etapa como entrenador.

Y destacó a jugadores a los que pudo dirigir, caso Pablo Guiñazú y Facundo Medina. Y a Nahuel Bustos. “Es uno de los que más se ha consolidado”.




Comentarios