Se viene otro lunes complicado en Córdoba por la crisis en el transporte público. Es que mientras la UTA mantiene el paro y convocó a otra marcha, tras la amenaza de "sitiar la ciudad"; la Municipalidad pondrá en las calles unidades de la Tamse, probablmente desde este martes, para cumplir con el servicio y debilitar la medida de fuerza del gremio.

Desde el municipio procuran hacer valer el esquema de emergencia que se aprobó el pasado viernes en el Concejo Deliberante. En principio iban a poner 35 colectivos en los recorridos desde la madrugada de este lunes, con intención de aumentarlos a 65 en el transcurso de la jornada. Perolo  haría recién el martes.

Este "plan de contingencia" funcionará de 5 a 24 con la empresa municipal sociedad del estado, para cubrir las líneas A, B y C de Tamse con extensiones a Villa El Libertador, Argüello e Ituzaingó respectivamente.

La promesa para que estas trabajadores se plieguen fue que Tamse pagará este lunes al mediodía la deuda salarial de junio, los vales de mayo y junio y adelantos a cuentas de futuros aumentos.

​Desde el gremio, la secretaria Carla Esteban hizo un llamado a la unidad de los choferes, y remarcó que el conflicto es más político que económico.