Esperarán para ver la situación epidemiológica después de la apertura de bares.


Desde el ministerio de Salud de Córdoba y el Centro de Operaciones de Emergencia reconocieron su preocupación por los nuevos brotes de coronavirus que se conocieron en los últimos días y por eso decidieron posponer nuevas flexibilizaciones.

Así lo anunció este jueves el titular de la cartera sanitaria provincia, Diego Cardozo, en conferencia de prensa. Justamente en la jornada se detectaron nuevos casos en la ciudad de Córdoba, La Falda, Villa Dolores, Leones y uno en La Calera.

Con este panorama, Cardozo aseguró que las nuevas flexibilizaciones serán analizadas recién después del martes 21 de julio. En ese tiempo analizarán la situación epidemiológica luego de la apertura de los bares y restaurantes.

Entre las causas del incremento de casos, el funcionario apuntó a la gran cantidad de circulación de personas que se dio durante el Día del Padre.

“Somos muy prudentes en dar apertura a otras actividades, porque siempre priorizamos la realidad sanitaria. Hoy vemos después de 17 días la repercusión de la movilidad que tuvimos el fin de semana del Día del Padre, y cada medida uno la tiene que evaluar 14 o 15 días después, que es el período de incubación de la patología. Estamos viendo la movilidad de ese fin de semana”, explicó Cardozo.

Y agregó: “Habilitamos bares y restaurantes el martes 7. El martes 21 evaluaremos la repercusión sanitaria que tuvo esa reapertura. Hoy vemos que se triplicaron los contactos estrechos de una persona, y sabemos que hay más contacto interpersonal, lo que aumenta el riesgo de contagios, brotes y circulación de la patología”.

Uno de los sectores que más fuerza hacía esperando nuevas flexibilizaciones es el de los gimnasios. Esta situación parece retardar, al menos 15 días, su reapertura. 




Comentarios