Gastón le contó a Vía Córdoba todo acerca de la creación de sus muñecos articulados de madera recuperada. Diseño propio, reciclaje y una nueva opción para el Día del Padre.


Gastón Vocos decidió hace 7 años, junto a un amigo suyo, comenzar con un emprendimiento muy original. Cobraron vida, entonces, los “Pinocchiosde madera, unos muñecos diseñados y fabricados por él mismo, desde el taller de su casa.

La marca se basa en producir muñecos articulados de madera recuperada, madera que se descarta en las obras. Nosotros lo transformamos en muñecos. Eso conlleva un concepto de sustentabilidad, que es algo muy positivo y ayuda a la hora de la venta. El producto no sólo tiene diseño, sino que piensa en la sustentabilidad. Y eso es algo muy importante en cuanto al diseño y al producto”, contó a Vía Córdoba.

Gastón, además de ser emprendedor, es diseñador gráfico, se desempeña como profesor de la Universidad Siglo XXI, y tiene una profunda dedicación al running. Si bien no vive de su emprendimiento, desde su propio taller da cuerpo a estos muñecos amigables con el medio ambiente.

Gastón Vocos. Pinocchios de madera.

Él construye lo que es la base del muñeco, con sus propias herramientas. Luego, para finalizar los detalles, los terceriza. Además, en este último tiempo, se ha visto obligado a desligarse de la venta de sus productos.

La comercialización se la delegué a otra persona. Son un grupo también de emprendedores de Córdoba, que manejan una tienda de Güemes que se llama Cría, que son todos productos de acá de Córdoba”, explica.

Como a muchos emprendedores, no sólo de Córdoba, sino de todo el país, el inicio de la cuarentena le jugó una mala pasada. “Cuando arrancó la cuarentena fue más o menos como cuando arrancamos a vender”, cuenta. Y explica que, debido al confinamiento, “cuando pasó la cuarentena, todo lo que teníamos físico lo tuvimos que volcar a lo digital. Yo estaba trabajando mucho con un cliente que estaba en Güemes y le cerraron el local, así que ellos abrieron una página. Digitalizamos todo”.

Más allá de las complicaciones, el emprendimiento sigue en pie y, por qué no, se constituye en una nueva opción a la hora de hacer un regalo para el Día del Padre.




Comentarios